And she's surprisingly hard to play well, because when your station is destroyed you suffer https://www.levitradosageus24.com/ viagra buy in torrance online a terrible penalty. Fragger, Nader, Fletcher can really ruin your day!

Herrera hace un balance realista de cuatro años de gestión basada en austeridad, eficiencia, participación y transparencia

Convención Regional en Burgos

Convención Regional
Convención Regional

El presidente de la Junta de Castilla y León y del Partido Popular de la Comunidad afirma en su intervención que ya se han asentado las bases de la recuperación económica y recuerda que su objetivo primordial es la creación de empleo

El presidente de la Junta de Castilla y León y del Partido Popular en la Comunidad, Juan Vicente Herrera, ha expuesto el balance de la gestión del Gobierno autonómico durante la presente Legislatura en su intervención de clausura de la Convención de Candidatos del PP para las próximas elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo. La alocución de Herrera en el acto celebrado esta mañana, en el Fórum Evolución en Burgos, se ha centrado en cuatro ejes: el asentamiento de las bases de la recuperación económica en Castilla y León en 2014 para que esta se consolide y sea aún más fuerte en 2015; el trabajo desarrollado para mantener la calidad de los grandes servicios públicos y la cohesión social; el sólido proyecto de Comunidad afianzado en esta legislatura con un nuevo modelo de ordenación territorial; y el trabajo político y el compromiso de regeneración iniciados en 2011 con el compromiso de cumplir los principios de austeridad, eficiencia, participación y transparencia y tenerlos presentes en el desarrollo diario de la acción política del Gobierno.

El principal objetivo marcado por Juan Vicente Herrera es que los primeros indicadores de la recuperación económica han de transformarse en creación de empleo. Para ello, “el cumplimiento de nuestros compromisos, disponer de un sistema fiscal justo y equilibrado, el esfuerzo continuado del Diálogo Social, las políticas para el empleo y para la competitividad, y la atención a las necesidades concretas de los distintos sectores son las bases imprescindibles para la recuperación que ya hemos experimentado en 2014, que ahora necesitamos consolidar” ha aseverado el presidente de la Junta.

BASES PARA LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA

El presidente Herrera ha incidido en que en esta legislatura el Gobierno autonómico ha adoptado medidas que han facilitado que Castilla y León sea una de las comunidades autónomas que mejor ha resistido a la crisis. A este respecto, Juan Vicente Herrera ha subrayado que “esa mayor resistencia y la recuperación iniciada en 2014 se deben sobre todo al esfuerzo y sacrificio de ciudadanos, familias, trabajadores y empresas. Sin olvidar tampoco que, honestamente, no podremos hablar con total fundamento de recuperación hasta que el nuevo crecimiento económico se traduzca en una más intensa creación de empleo”.

En este tiempo, Castilla y León ha cumplido sus compromisos manteniendo el control sobre las cifras de déficit público, consiguiendo financiación en los mercados y sin necesidad de acudir al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), optando al nuevo Fondo de Facilidad Financiera creado por el Gobierno de España o mejorando el plazo de pago a proveedores. La configuración de un sistema fiscal especialmente ventajoso para familias, jóvenes y empresas es otro de los aspectos determinantes en este contexto económico, y que se ha materializado en más de 50 beneficios fiscales para estos colectivos y que representan anualmente un total de 240 M€. Juan Vicente Herrera ha hecho hincapié en el trabajo realizado conjuntamente con agentes sociales y económicos de la Comunidad en el ámbito del Diálogo Social, que ha estado “en la vanguardia de la respuesta a la crisis” al poder presentar más de una quincena de acuerdos destacados en materias sociales, empleo y competitividad.

Las políticas de empleo han sido la gran prioridad para el Ejecutivo autonómico, que durante la legislatura ha dedicado 376 millones de euros de fondos autónomos propios para dinamizar la creación de nuevas oportunidades de trabajo en Castilla y León. Entre las iniciativas puestas en marcha adquieren importancia la Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Igualdad en el Trabajo y Prevención de Riesgos, la reforma del Servicio Público de Empleo, el Programa Personal de Integración y Empleo -dirigido a desempleados ya sin prestación- un Plan de Empleo Joven, la promoción de un Plan de Empleo Local y el esfuerzo por favorecer los ERE suspensivos frente a los extintivos, mediante complementos de renta a los trabajadores y ayudas a las empresas para sus pagos a la Seguridad Social.

COMPETITIVIDAD EMPRESARIAL

En el balance de gestión, el presidente Herrera ha recordado las políticas desarrolladas en materia de competitividad empresarial. “El empleo se genera sobre todo en las empresas, en los proyectos emprendedores y para ello hemos renovado el Acuerdo para la Competitividad e Innovación Industrial y el marco legislativo e institucional de apoyo a las empresas”, ha apuntado. En este sentido, la Junta de Castilla y León ha desarrollado en estos cuatro años iniciativas como la Ley de Estímulos de creación de empresas, la integración en la ADE de todas las políticas empresariales o la puesta en marcha del Sistema Integral de Apoyo al Emprendedor.

Innovación, financiación e internacionalización vertebran el impulso del Ejecutivo castellano y leonés a la competitividad empresarial de la Comunidad. La Estrategia de Especialización Inteligente RIS3 concentra los esfuerzos de innovación y apunta los sectores prioritarios – agroalimentación, automoción, salud y atención social, patrimonio natural y cultural, tecnologías de la comunicación y energía-. En materia de financiación empresarial resultan relevantes la colaboración con las entidades bancarias y los convenios específicos con algunas de ellas -en 2014 se movilizaron créditos por más de 2.600 millones de euros-, el acceso a créditos del Banco Europeo de Inversiones y el apoyo a Iberaval. El récord histórico de exportaciones registrado en 2014 -superior a la cifra de 13.300 M€ y a la media nacional-, que más de 5.000 empresas de Castilla y León sean exportadoras y la diversificación sectorial evidencian que la internacionalización de los sectores empresariales de la Comunidad son claros indicadores del asentamiento de esas bases de la recuperación económica. Juan Vicente Herrera ha detallado que la Junta de Castilla y León ha apoyado durante la presente Legislatura a los principales sectores productivos: agricultura, ganadería, agroindustria, industria, energía, vivienda, cultura o turismo.

Los sectores agrícola y ganadero ya disponen de una Ley Agraria moderna, se ven reforzados con la incorporación de 4.100 jóvenes al sector -en este último período-, la mejora de las infraestructuras agrarias y la modernización de los regadíos. Herrera ha destacado la defensa de los intereses de los agricultores y ganaderos castellanos y leoneses en la negociación de la nueva PAC, que representará para la Comunidad un total de 7.500 millones de euros en el periodo 2014-2020. La mejora de los canales de producción, comercialización y difusión del potencial agroalimentario de Castilla y León se recogen, como ha citado el presidente, en estrategias específicas y se ha reforzado la posición de liderazgo en figuras de calidad. Los buenos datos de Producción Industrial -aumento del 6,7% en Castilla y León, frente al 1,4% nacional- se basan en buena medida en el sector de la Automoción, del que Herrera ha manifestado que “su futuro está hoy asegurado por acuerdos sociales y planes industriales sólidos”. Esta tendencia positiva moviliza, asimismo, el sector de componentes presente en la Comunidad, nuevas industrias e inversiones. La clara defensa del carbón autóctono y del mantenimiento de la central de Garoña y la exigencia de un marco regulatorio estable para las energías renovables han sido otros de los puntos citados por Juan Vicente Herrera. Como sector de éxito, el presidente ha mencionado los buenos datos y la modernización impulsada en el Turismo de Castilla y León. Por un lado, resultados positivos en número de viajeros -6,2 millones; un 4,5% más que en 2010- y el liderazgo en turismo rural; por otro, medidas de dinamización como los planes estratégicos de marketing e internacionalización. La nueva política de Vivienda, consensuada en el marco del Diálogo Social, también ha tenido reflejo en el discurso del presidente Herrera, quien ha destacado algunos rasgos definitorios: el fomento el alquiler, el impulso de la rehabilitación y regeneración urbanas y el marcado carácter social, con el vínculo directo de este enfoque con la Ley de medidas urgentes en materia de Vivienda y el Servicio de Apoyo a las Familias en Riesgo de Desahucio.

MANTENIMIENTO DE LOS GRANDES SERVICIOS PÚBLICOS

La gestión de la prestación y la calidad de los servicios públicos de Sanidad, Educación, Servicios Sociales y la atención a la Dependencia han sido “prioridades políticas y presupuestarias” para el presidente Herrera y su Gobierno durante la presenta Legislatura, tal y como ha dejado patente. Pese a la adversidad de un periodo de crisis como el sufrido, Castilla y León ha sido una de las comunidades autónomas que menor reducción de gasto en servicios públicos esenciales ha llevado a cabo. Herrera ha sido incisivo al reiterar la apuesta por una Sanidad pública, universal, gratuita, financiada con presupuestos públicos y con gestión asistencial pública. En estos cuatro años se han mantenido centros y servicios: 14 complejos hospitalarios, 246 centros de salud y 3.652 consultorios locales en el medio rural. La ampliación de las prestaciones en Atención Primaria y Atención Especializada y un esfuerzo inversor de 290 M€ también han sido datos que el presidente autonómico ha querido citar en su intervención. Castilla y León educa bien y su enseñanza es de calidad y equitativa. Son características que refleja la evaluación internacional de referencia, el Informe PISA. Una vez más, los resultados de este exhaustivo análisis han situado la Educación en la Comunidad en unos parámetros de calidad superiores a la media nacional, de los países de la Unión Europea o de la OCDE. El reconocimiento de la autoridad del profesorado, el incremento de la incorporación de las nuevas tecnologías a las aulas o de las secciones bilingües también son muestras del cumplimiento de los compromisos adquiridos al inicio de la Legislatura. Además, el modelo de Formación Profesional implantado y desarrollado alberga a más de 44.000 alumnos y cuenta con más de 1.300 empresas que colaboran en el programa ‘Aula-Empresa’, punto que distingue a la nueva Formación Profesional Dual. La política educativa de la Junta de Castilla y León específica para el ámbito universitario se ha sustentado varias prioridades: la solvencia económica de las cuatro universidades públicas, la mejora de las infraestructuras de investigación y continuar siendo una de las pocas comunidades autónomas con programa de becas propio. Pese a los ajustes presupuestarios y la adopción de “medidas nada fáciles”, el Gobierno autonómico ha mantenido la financiación del 80% del coste total de la enseñanza universitaria anual de cada alumno. “Estamos especialmente orgullosos de nuestros Servicios Sociales”, ha exclamado Herrera, antes de relatar una serie de iniciativas promovidas desde el inicio de legislatura y recordar las calificaciones sobresalientes que distinguen a Castilla y León como comunidad autónoma referente en la prestación de estos servicios y en la atención de la Dependencia. Es especialmente destacable que, en un contexto de crisis, la Comunidad haya sido la autonomía española que menor ‘fractura social’ ha sufrido por esta causa. Los cuatro años de balance en esta materia están marcados por la constitución de la Red de Protección de familias afectadas por la crisis, la creación de un catálogo de Servicios Sociales pionero, el refuerzo de la Renta Garantizada de Ciudadanía, la Ley de Igualdad de Oportunidades para las personas con discapacidad o un nuevo modelo integral de lucha contra la Violencia de Género.

NUEVO MODELO DE ORDENACIÓN DEL TERRITORIO

La intervención de Juan Vicente Herrera ha definido las acciones políticas que en este cuatrienio han consolidado el proyecto de Comunidad del Partido Popular de Castilla y León. El presidente se ha referido a “un proyecto en el que siempre han prevalecido los intereses de Comunidad por encima de los colores políticos, que se siente cómodo en el actual modelo de Estado y en Europa y que se ha volcado, por encima de todo, en la realidad municipal y rural que tanto nos define y determina”. 

La Ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio elaborada, consensuada y aprobada en esta legislatura ya se está desarrollando. Con ella se ha constatado el compromiso de mejorar no solo la prestación de los servicios públicos en el medio rural, sino también atender a reivindicaciones y necesidades de las Entidades Locales, como la mejora de su financiación –algo, canalizado mediante dos nuevos fondos económicos- e incentivar con ella acciones en materia demográfica. Herrera no ha querido olvidar el trabajo continuo centrado en la garantía y continuidad de los servicios públicos en el territorio y también la defensa realizada, también más allá de nuestra Comunidad, para que las Entidades Locales Menores hayan pervivido. Esta determinación continuada en la acción política del Gobierno autonómico se constata en las cifras e indicadores de prestación de servicios públicos en el entorno rural. Por ello, Herrera se ha referido a los 3.652 consultorios locales de Atención Primaria, las unidades educativas operativas con cuatro alumnos o con el dato de que dos tercios de las plazas residenciales de personas mayores se hallan en el medio rural de Castilla y León.

COMPROMISO CON LA REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA

La gestión pública dirigida por el presidente Herrera se ha distinguido por cuatro principios que él mismo ha planteado como compromisos cumplidos en esta legislatura: austeridad, eficiencia, participación y transparencia. En su discurso de investidura en las Cortes de Castilla y León, en junio de 2011, se fijaban tales exigencias para los siguientes años. El descenso del número de consejerías y de altos cargos y que estos asumieran un código de austeridad fueron algunas de las primeras decisiones adoptadas, si bien posteriormente fueron notorias medidas como las específicas de reforma y racionalización de la Administración autonómica –dentro de ellas, de modo destacado, la reducción del sector público de empresas y fundaciones-. Castilla y León es sobresaliente en transparencia, tal y como acredita la organización Transparencia Internacional, que otorgó una calificación de 10 al trabajo desarrollado por la Junta. Herrera ha puesto de relieve que “estamos cumpliendo todos los estándares en la puesta a disposición de los ciudadanos de la información relativa a la gestión pública y a la acción de Gobierno”. Estos frutos, culminados recientemente con la aprobación de la Ley de Transparencia y Participación Ciudadana de Castilla y León,  comenzaron en marzo de 2012, cuando el Gobierno autonómico creó un Modelo de Gobierno Abierto. En la actualidad se considera un caso de éxito y referencia para el resto de Administraciones públicas. Transparencia, participación y colaboración han regido desde entonces cada paso dado: someter a participación pública más de 140 leyes, decretos, planes y programas; la apertura de 180 conjuntos de datos así como impulsar la presencia de la Junta de Castilla y León en las redes sociales.

La presentación de los candidatos del Partido Popular de Castilla y León a las próximas elecciones autonómicas y municipales ha precedido a la exposición del balance de legislatura del Gobierno. Juan Vicente Herrera, el primero de los 14.000 candidatos que componen las listas a las Cortes de Castilla y León y a las alcaldías de los 2.248 municipios de la Comunidad, ha aseverado que “el Partido Popular de Castilla y León sale a ganar estas elecciones, a conseguir las mayorías que garanticen la estabilidad que ahora más que nunca necesitamos. Otros sólo van a salir a lo contrario: a que no las ganemos. Sin más objetivo. Sin otro programa. Y tal vez a esperar al día siguiente para buscar posibles pactos de perdedores. Nosotros, como siempre, vamos a por todas”. Herrera ha encomendado cumplir este objetivo “con humildad y trabajo, buscando, mereciendo y ganando cada voto más que nunca. Sin miedo a dar la cara. Y desde luego sin recurrir al miedo”. Y se ha referido a los candidatos a concejales y alcaldes como “los mejores de los nuestros, los que representan la grandeza de la Política con mayúsculas”. Y los ha definido como el patrimonio humano que hace al Partido Popular la organización política de referencia en esta tierra. El presidente del Partido Popular de Castilla y León ha agradecido su esfuerzo, ejemplo y compromiso “que han sido determinantes para mí a la hora de tomar la decisión de seguir a vuestro lado, en primera línea, aceptando el privilegio y la responsabilidad de ser de nuevo el candidato del Partido Popular a la Presidencia de la Comunidad”, ha concluido.

Comentarios

Los comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.